MENTIRAS Y REALIDADES SOBRE LA ECONOMÍA ARGENTINA Y MUNDIAL

PortadaSlider

 

 

 ¿QUÉ NOS DICEN LOS NÚMEROS?

Lo primero que los números nos dicen, es que lo más saludable que podemos hacer por ellos y nosotros, es dejar de repetir como loros conclusiones que sacan “periodistas” que los involucran, excepto que puedan exhibirse claramente y en un modo que se nos permita valorarlos en un contexto razonable. Y siempre exigir que exhiban las fuentes y las metodologías de trabajo que hacen que un expositor arroje una conclusión.

Escuchamos todo el tiempo frases como “la economía estaba o está estancada”, “hace cuatro años que Argentina no crece”,  “el país está quebrado”, “la inflación se come el salario”, “estamos fuera del mundo”, “el estado está sobredimensionando” y tantas otras que Ud. pensará en este momento, que sería imposible enumerar y que impactan negativamente en nuestros ánimos. Pero son muy pocos los que pueden sustentar con datos contextualizados adecuadamente sus afirmaciones.

Debemos exigir a los comunicadores y políticos, que siempre exhiban los datos contextualizados de modo adecuado, en vez de utilizarlos para generar estados de ánimo funcionales a intencionalidades políticas, intencionalidades que precisamente encuentran su razón de ser en el análisis que los dueños del mundo hacen de los datos presentados en este informe.

Debemos exigir a los comunicadores y políticos, que siempre exhiban los datos contextualizados de modo adecuado, en vez de utilizarlos para generar estados de ánimo funcionales a intencionalidades políticas, intencionalidades que precisamente encuentran su razón de ser en el análisis que los dueños del mundo hacen de los datos presentados en este informe. 

Sé que para muchos, los números son antipáticos, pero aquí solamente deberá observarlos, Ud. no tiene que hacer cuentas excepto que lo desee. Y tal vez, cuando analice atentamente todo este informe, comience a encariñarse con ellos por la capacidad que poseen de explicarnos el porqué de tantas cosas que afectan directamente nuestras vidas y las de todos los habitantes del planeta.

Aquí los números nos cuentan con una claridad inédita, lo que muchos a veces presentimos. Podremos ver cómo se mueven los principales indicadores económicos del mundo desde 1991 a 2014, en un mapa interactivo de sencilla navegación. Explicaremos qué significa cada uno de esos indicadores e iremos sacando algunas conclusiones que Ud. podrá corroborar recorriendo el tablero año a año.

El mundo tiene una lógica, y el análisis de los números la desnuda como nada más puede hacerlo.

Este informe se basa en los datos obtenidos de la base del Banco Mundial. Ud. puede realizar sus consultas aquí: Banco de datos mundial. Solamente en una comparación de los índices de precios al consumidor, tomamos como fuente el IPC del INDEC y el IPC del Congreso.

EL TABLERO

El tablero fue diseñado para que independientemente del indicador seleccionado, se vea más claro cuando ese dato es positivo para el país y más oscuro cuando es negativo. Por ejemplo, un índice de desempleo alto es un dato negativo, mientras que la esperanza de vida cuanto más alta es, mejor para los habitantes de ese país.

Para la navegación puede seleccionar el año de la lista desplegable o presionar las flechas de avance y retroceso que lo llevará a los diferentes años de manera consecutiva. En el mapa, cuenta con controles de acercamiento y alejamiento y debe presionar el botón “Fijar mapa” para volver a centrarlo.

Para una más veloz navegación por el tablero, se halla disponible para la descarga presionando “Download” – “Tableau Workbook”. Y para visualizarlo debe descargar Tableau Reader.

ANÁLISIS DE LOS INDICADORES

 

De todos los indicadores analizados aquí tomamos los que analizamos a continuación, y dejamos para futuros análisis los que si bien están exhibidos en el tablero, requerirían un nuevo informe y aún más técnico.

PIB (US$ a precios actuales),  Crecimiento del PIB (% anual) e Índice de GINI

Como muchos de los índices se encuentran relacionados con el Producto Bruto Interno (PBI) , comenzamos por definirlo: El Producto Bruto Interno (PBI) se define como el valor total de los bienes y servicios producidos en un país durante un periodo determinado“. 

Recorriendo el tablero para este indicador, puede observarse que el PBI desde el 2003 a la fecha fue incrementándose en América del Sur. Pero como razonablemente la disparidad de valores netos en U$S entre los diferentes países es muy amplia, podemos confirmar esta apreciación con el Crecimiento del PBI en % anual, que nos muestra el crecimiento porcentual respecto del PBI neto en U$S del año anterior. Comenzamos a recorrer los años desde 1991 y nos detenemos en 1999, año en el que cambia radicalmente el panorama y toda la región latinoamericana marca un decrecimiento o crecimiento mínimo del PBI respecto del año anterior, mientras que se observa un crecimiento en los países centrales (léase, Europa y EEUU). A partir del año 2003, nuevamente crece este índice en la región de manera elocuente. Hasta el año 2009  el PBI de América del Sur crecía porcentualmente mucho más que el de los países centrales.

Los indicadores demuestran que nuestra región pudo amortiguar mucho mejor la crisis económica mundial iniciada en 2008 en EEUU y que aún perdura

En 2009, luego de la crisis mundial iniciada 2008, “el mundo se pintó de negro”, dándose la caída porcentual más marcada en los países centrales. En 2010, nuestra región retoma el crecimiento porcentual a una mayor velocidad que el resto de los países, llegando al 2014 en donde los números se equilibran (por ejemplo, crece un 2,4% EEUU, un 0,2% Francia y un 0,5% la Argentina). Esto demuestra que nuestra región pudo amortiguar mucho mejor la crisis económica mundial iniciada en 2008 en EEUU y que aún perdura. 1

Pongamos foco ahora en nuestro país. Luego de la debacle mundial evidenciada en 2009 respecto de 2008,  podremos observar que en 2010 fue uno de los países que más creció porcentualmente su PBI respecto del año anterior, marcando un 9.5%. Mientra que en EEUU y en Europa marcaban un crecimiento muy inferior (EEUU 2,5% y España 0%). El año 2011 fue otro año de gran crecimiento para Argentina, y los países centrales continúan mostrando valores muy bajos. El 2012 marca una caída del crecimiento del PBI al 0,8% en Argentina, pero es fundamental mirar al viejo continente en ese año, en el que gran cantidad de países como Portugal, España, Italia y Grecia, muestran números negativos, es decir un PBI neto inferior al del año precedente. Continúa la tendencia en 2013 en Europa, pero Argentina recupera su crecimiento al 2,9%. Finalizando en 2014 con una desaceleración en América Latina y una muy mínima recuperación europea.

Durante la campaña electoral de 2015, la oposición al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, repetía (y lo sigue haciendo) que hacía 4 años que la Argentina no crecía. Y lo decían en términos porcentuales del PBI. Cierto es que dejó de crecer al ritmo en el que lo hizo en los años previos. Pero contextualicemos observando lo que ocurrió en el mismo período sumado (2011-2014) en los siguientes países:

Mientras que en 2014 nos cansamos de escuchar que Argentina hacía 4 años que no crecía, en ese período, su PBI creció porcentualmente más que el de Alemania, España, Estados Unidos, Francia e Italia todos sumados.

Si sumamos el crecimiento porcentual del PBI para los 4 años analizados de Alemania, España, Estados Unidos, Francia e Italia obtenemos un valor inferior al de Argntina: 12,53% vs 9,24%. Pero todos los días, alguien que referencia a esos países como los países normales a los que Argentina debe imitar. 

Otro índice importante, es el PBI per cápita, que se calcula dividiendo el PBI neto en U$S por la cantidad de habitantes. Es un indicador comúnmente usado para estimar la riqueza económica de un país. Numerosas evidencias muestran que la renta per cápita está positivamente correlacionada con la calidad de vida de los habitantes.2 Sin embargo, cuanto mayor es el PBI per cápita de un país, esa correlación se distorsiona. No es un marcador de igualdad social, puesto que no contempla la distribución del ingreso ni considera que un país puede tener un alto valor para este indicador pero grandes gastos en material bélico. Es por eso, que el PBI per cápita, cuando se desea medir el bienestar social, debe combinarse con otros indicadores como ser el Índice de GINI (medidor de desigualdad social que analizaremos más adelante).

En la década del 90, el PBI per cápita muestra siempre que las mejores condiciones se dan en los países centrales.

El crecimiento del PBI per cápita en América Latina desde el 2003 a la fecha, es otra clara muestra de una región pujante y en crecimiento, que supo resistir los embates de la crisis generada por EEUU en 2008.

En el caso de Argentina, comenzamos en 1991 con U$S 5.716, siendo el mejor posicionado en la región, logrando un pico en 1998 de U$S 8.249. En el año 2002, el valor desciende a U$S 2.579. Del 2003 en adelante, comienza a crecer el PBI per cápita en nuestro país, y en toda la región, llegando en el año 2013 a un valor de U$S 14.443 (el más alto de los últimos 25 años analizados).

El crecimiento del PBI per cápita en América Latina desde el 2003 a la fecha, es otra clara muestra de una región pujante y en crecimiento, que supo resistir los embates de la crisis generada por EEUU en 2008.

Pasemos ahora al Índice de GINI, conocido como índice de desigualdad, que es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). En el tablero se verá multiplicado por 100, pero es indistinto. La información disponible para este indicador es incompleta y alternada para años y países. Pero sencillamente podemos tomar los años en los que hay datos para Argentina y EEUU. Lo visualizaremos mejor en la siguiente tabla:

Si tomamos que en el año 2013, alcanzamos el PBI per cápita más elevado de los últimos 25 años analizados, y el Índice de GINI más bajo, equiparable al de EEUU, los indicadores marcan que Argentina se encaminaba sostenidamente hacia un estado de mayor bienestar e igualdad social.

Año Argentina Estados Unidos Diferencia
1991 46.76 38.36 8.4
1994 45.92 40.35 5.57
1997 49.11 40.86 8.25
2000 51.06 40.46 10.6
2004 50.18 40.62 9.56
2007 47.37 41.75 5.62
2010 44.5 40.46 4.04
2013 42.28 41.06 1.22

 

En consecuencia, si tomamos que en el año 2013, alcanzamos el PBI per cápita más elevado de los últimos 25 años analizados, y el Índice de GINI más bajo, equiparable al de EEUU, los indicadores marcan que Argentina se encaminaba sostenidamente hacia un estado de mayor bienestar e igualdad social.

Índice de Precios al Consumidor (IPC)

El IPC es el indicador que mide la tan famosa inflación. Recordemos que los valores en los que se basa este informe, son los obtenidos del Banco Mundial. Que a su vez toma los valores de diferentes fuentes. En este caso, para la Argentina, los valores son los del tan cuestionado INDEC. Veamos qué dice el Banco Mundial sobre la metodología utilizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de nuestro país:

“Los datos son informados oficialmente por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Argentina . El 1 de febrero de 2013, el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) emitió una declaración de censura, y en diciembre de 2013 pidió a Argentina que implementara acciones específicas para hacer frente a la calidad de sus datos oficiales del PIB de acuerdo a un calendario establecido . El 3 de junio de 2015, el Directorio Ejecutivo del FMI reconoció el progreso material en la reparación de la disposición incorrecta de los datos desde 2013, pero se encontró que algunas acciones específicas solicitadas por el final de febrero el año 2015 aún no se habían aplicado por completo . El Directorio Ejecutivo del FMI revisará de nuevo esta cuestión el 15 de julio de 2016.” ¿Casualidad o causalidad?

Lamentablemente, no tenemos acceso a los cuestionamientos metodológicos realizados al INDEC que provocaron la moción de censura del FMI. Pero sí podemos plantearnos algunas preguntas, dado que a nadie escapa que existen muchos intereses creados y pujas de poder.

Ninguno de nosotros, podemos afirmar basándonos en datos concretos, si el IPC elaborado por el INDEC entre 2007 y 2015 es real o ficticio. No contamos con las herramientas. Pero sí sabemos que cuanto más alto hubiese sido ese índice, más dinero hubiese tenido que desembolsar la Argentina por bonos de deuda atados al CER. Se calcula que si el INDEC hubiese publicado un IPC como el que difundían consultoras privadas la Argentina hubiese perdido 70.000 millones de pesos. 3

¿Era correcto el IPC del INDEC y se lo cuestionaba mediáticamente hasta el cansancio por el interés sobre el valor de esos bonos? ¿O era “dibujado” para ahorrar ese dinero al país? Ahora, no contamos con ningún indicador mientras se implementan las medidas económicas que han empobrecido al pueblo argentino como nunca antes en tan poco tiempo. Eso lo explicamos en El Revelador: EL IMPACTO DE LAS MEDIDAS ECONÓMICAS EN LA VIDA DE LOS ARGENTINOS.

Pero hay más preguntas que sí podemos hacernos con datos, y sacar nuestras propias conclusiones. Para eso observemos el siguiente tablero:

IMPORTANTE: En enero de 2014 se produjo una devaluación del 18,63%4.  La salida del cepo cambiario el 16 de diciembre de 2016, a dos meses de efectuarse, produjo una devaluación del 53,5% 5 

Enfoquemos la mirada en los meses de Enero, Febrero y Marzo de 2014 sumados. Para el INDEC, en esos tres meses la inflación fue de un 9,7% en total, mientras que el IPC Congreso informó un 12,21%. Ahora, tomemos los primeros tres meses de 2016, para el IPC Congreso la inflación fue del 11,6%. Para ese IPC Congreso en el que confiaban y confían la inmensa mayoría de los Argentinos, la inflación de los primeros tres meses de este año 2016 fue un 0,61% menor que la del mismo trimestre de 2014.

 El IPC congreso con una devaluación del 18,63% en el primer trimestre de 2014 informó una inflación menor que la del primer trimestre de este año 2016 con una devaluación del 53,5%.

Utilizamos los datos que están publicados por el Banco Mundial (en todo este informe) más allá de los cuestionamientos del FMI, y no tomamos partido en el debate sobre la veracidad o no del INDEC, dado que, como ya señalamos, no contamos con la información ni con las herramientas técnicas que nos permitan emitir un veredicto concluyente. El Revelador no trabaja con sensaciones sino con datos.

En 1991, el IPC de la Argentina fue del 172%, y si observamos la situación de América Latina, encontraremos índices elevadísimos como el de Brasil, de 433%. A partir de la llegada de la convertibilidad en la Argentina, el indicador comenzó a bajar, mientras se mantenían altos en el resto de la región. En el año 1999 llegamos a tener un IPC de -1%. ¿Era porque el país estaba bien? ¿O por una brutal caída del consumo? La respuesta, entre tantas otras fuentes, la podemos encontrar en una nota del diario Clarín: La economía argentina cayó 3% durante 1999

El IPC se mantuvo en -1% en 2000 y 2001, para pasar luego al 26% en 2002 con la salida de la convertibilidad. Fue luego oscilante entre el 8 y el 11% entre 2005 y 2013 según los datos oficiales.

Los invitamos a recorrer el tablero y notar las coincidencias entre las crisis económicas con un IPC negtivo o muy bajo (menor al 2%). Por ejemplo, Ud. podrá comparar el IPC en España en estos últimos años con su índice de desempleo. Mírelo Ud. mismo y replanteemos si una inflación baja tiene relación o no con el bienestar de un pueblo. 

Desempleo, total (% de la población activa total) (estimación modelado OIT)

En este indicador no hay discusión del INDEC, dado que es un índice elaborado por la Organización Internacional del Trabajo.

Según la Organización Internacional del Trabajo en el año 2010 el desempleo en Argentina era del 7,7% mientras que en EEUU y en España era del 9,7% y 20,2% respectivamente.

Lo destacable de recorrer este indicador a través de los años es ver como en Argentina durante la década del 90, fue incrementándose el desempleo año tras año, desde el 5,8% de 1991 hasta su valor más alto en 2002 de 17,9%. En 2003 comenzó un abrupto descenso, llegando en 2005 al 10,6% para culminar en 2013 en un 8,20%, observando el mínimo alcanzado en 2013 del 7,1%.

Según la Organización Internacional del Trabajo en el año 2010 el desempleo en Argentina era del 7,7% mientras que en EEUU y en España era del 9,7% y 20,2% respectivamente. Es notoria la crisis de empleo que viven varios países europeos.

Hablemos de la vida: Esperanza de vida al nacer, total (años)

Cuando empezamos el recorrido por este indicador, es imposible dejar de mirar a África. Año 1991, países con una expectativa de vida de 36 años como Sierra Leona, y otros tantos rondando los 40 años. A veces, los datos, vistos así, dan escalofríos.

A medida que se avanzamos en los años vemos como los colores se ponen más claritos (mejora el indicador) y más velozmente los países centrales (eso implica que aumenta su expectativa de vida). En 1998, esos países ya todos superan todos los 76 años. Mientras que en Sierra Leona es de 38,5 años. América Latina comienza a incrementar su esperanza de vida al nacer con más ímpetu a partir del año 2008, para acercarse a los países centrales y terminar en 2014 con un índice más cercano al de EEUU, pero muy lejano aún del de los países europeos que supera al país del norte. El único continente con países cuya esperanza de vida que ronda los 50 años es África.

En este perverso mundo capitalista, marcado por una desigualdad inhumana, una persona que nace en Hong Kong se espera que viva 35 años más que una que nace en Swazilandia (África). Sencillamente escalofriante.

En 2014, la máxima esperanza de vida es de 83.98 años en Hong Kong, y la mínima es de 48.93 en Swazilandia pequeño estado soberano sin salida al mar situado en África Austral o del Sur, en las estribaciones orientales de los Montes Drakensberg, entre Sudáfrica y Mozambique, cuya forma de gobierno es la monarquía absolutista, con un desepmpleo del 22,3%, un PBI per cápita de U$S 3.477 y un Índice de GINI del 51,45% reportado en 2009. Se estima que el 30 % de la población se encuentra infectada por el HIV.

En consecuencia, en este perverso mundo capitalista, marcado por una desigualdad inhumana, una persona que nace en Hong Kong se espera que viva 35 años más que una que nace en Swazilandia. Sencillamente escalofriante.

 

CONCLUSIONES

  • Argentina tuvo un crecimiento porcentual de su PBI entre 2011 y 2014 mayor al de Francia, Alemania, España Italia y Estados sumados. 12,6% Argentina y la suma del resto de los países: 9.24%. Mientras que muchos políticos decían que Argentina no había crecido en ese período. Y lo repiten aún en los medios con total irresponsabilidad. 
  • Cuando observamos que la inflación decrece a valores cercanos a cero, el resto de los indicadores muestran resultados pésimos:

    Una baja inflación no es directamente proporcional a una mejora en la calidad de vida de un pueblo

    alto índice de desempleo y bajo incremento del PBI y del PBI per cápita. Puede verse claramente en los últimos cuatro años en los países europeos en crisis.

Esto demuestra que bajar la inflación no es directamente proporcional a una mejora en la calidad de vida de un pueblo. Si los incrementos salariales acompañan el IPC, o incluso lo superan, la inflación, al menos para el pueblo, debería dejar de ser un dato de tanto interés. En cambio, si la inflación sube y no lo hacen los salarios ni aumenta la distribución de la riqueza, estamos en serios problemas.

  • En el año 2013, Argentina alcanzó el PBI per cápita más elevado de los últimos 25 años analizados, y el Índice de GINI más bajo, equiparable al de EEUU:  Argentina se había encaminado a un estado de mayor bienestar e igualdad social.
  • El crecimiento del PBI per cápita en América Latina desde el 2003 a la fecha, es una clara muestra de una región pujante y en crecimiento, que supo resistir los embates de la crisis generada por EEUU en 2008.
  • Es notoria la crisis económica de los países europeos.

PARA CRECER COMO PAÍS, DEJEMOS DE CREERLES A LOS QUE DICEN FRASES HECHAS SIN NINGÚN TIPO DE AVAL EN LA REALIDAD. NO LE CREAMOS NADA A NADIE QUE NO PUEDA DEMOSTRARNOS SUS DICHOS CON DATOS CONCRETOS Y PUESTOS EN UN CONTEXTO ADECUADO.

Muchas más conclusiones pueden obtenerse de toda esta información y desde El Revelador seguiremos analizando la información que esconden los datos y dejando en evidencia las mentiras impuestas por las agendas mediáticas en Argentina y en el mundo.

Propuesta para pensar: 

Los ataques mediáticos constantes en estos últimos años a los gobiernos de América Latina, comenzaron con más fuerza a partir de la crisis mundial iniciada en 2008 en EEUU. Esa crisis llevó a que los indicadores de los países centrales marcaran serias dificultades. América Latina se ponía más clara en el mapa y ellos más oscuros. Los intentos de destituciones de gobiernos democráticos como el de Maduro, Correa, Rousseff y Morales, y el triunfo electoral de Mauricio Macri en la Argentina, mucho más cercano a las políticas neoliberales, ¿cuánto tienen que ver con los cambios en los indicadores económicos de nuestra región vs. los de los países más poderosos? Navegue el tablero, lea el informe todas las veces que lo que necesite para interpretar cada dato y luego, si desea, ensaye una respuesta.

 

METODOLOGÍA Y REFERENCIAS

1. Se obtienen los indicadores del Banco de datos mundial.
1. Se carga la información en una base de datos.
3. Se procesan los límites de los intervalos para cada indicador con la siguiente consulta a la base (para comprensión solamente de informáticos):
select valor, pais from indicadores where indicador = [indicador]
order by valor asc
limit ([cantidad de valores/5`] * [1..5])
De este modo se garantiza ecuanimidad en los valores de corte de los intervalos, que son los valores que determinan en lo visual, de qué color se pinta cada país de acuerdo al inidicador que le corresponde. Es una garantía de que no se realiza ningún tipo de manipulación de los datos para dar una visión sesgada o con una intencionalidad previa. En periodismo de datos también se puede “hacer trampa” y se ven a menudo en los medios de comunicación informes en los que es notorio este vicio.

4. Se construye la visualización utilizando Tableau Desktop.

Referencias

1. https://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_econ%C3%B3mica_de_2008-2015#Consecuencias_sobre_la_econom.C3.ADa_argentina

2. https://es.wikipedia.org/wiki/Renta_per_c%C3%A1pita

3. http://www.ambito.com/diario/506730-el-dibujo-de-la-inflacion-trajo-ahorro-por-mas-de–70000-m

4. http://www.lanacion.com.ar/1660191-enero-cerro-con-la-mayor-devaluacion-de-los-ultimos-12-anos-en-el-ultimo-ano-el-peso-se-cayo

5. http://www.minutouno.com/notas/1470811-a-dos-meses-la-salida-del-cepo-cambiario-la-devaluacion-ya-alcanzo-el-53

 

3 thoughts on “MENTIRAS Y REALIDADES SOBRE LA ECONOMÍA ARGENTINA Y MUNDIAL

Deja un comentario